viernes, 18 de enero de 2013

Cuidando el Cuerpo


Nuestro próximo tema de análisis va a ser la atención y el cuidado a nuestro cuerpos, reflexionando sobre aspectos que consideramos que es positivo conocer, preguntarnos o cuestionar. 
Ofreceremos distintas miradas, siempre desde la perspectiva de género feminista, para informarnos, conocer opciones y acercarnos a vivir en nuestros cuerpos con mayor libertad.


Estereotipos, consecuencias de la publicidad sobre nuestra autoestima, la educación de las niñas, la lucha con la talla y el peso, cuerpo y sexualidad, cánones de belleza, autoestima corporal, salud y estética, maneras de vivir la juventud y el envejecimiento, cambios corporales, menstruación, maternidad, menopausia, etc.


Os pedimos vuestra colaboración en esta recopilación de información, denunciando aspectos que os disgustan u os indignan, o también compartiendo maneras alternativas de vivir con libertad y alegría las transformaciones de nuestros cuerpos.

Además de pediros que recomendéis en Facebook todos los artículos que os parezcan interesantes, os invitamos a que dejéis vuestras opiniones y todo aquello que querías que compartamos, aquí, en nuestro blog en la pestaña "Y tú qué sugieres".

martes, 4 de diciembre de 2012

Por una Navidad No Sexista

Durante todo el mes de diciembre, en nuestra web, vamos a analizar la Navidad con perspectiva de género, vamos a reflexionar si estas fechas del calendario nos afectan de forma diferencial a mujeres y hombres, niñas y niños. Vamos a subir imágenes, vídeos y artículos sobre aspectos de la Navidad que no nos gustan; sobre las presiones de género que se ejercen sobre las mujeres en esta fechas; sobre el sexismo en los juguetes; sobre los excesos en el consumo... Y también vamos a subir artículos sobre alternativas navideñas no sexistas que rompan con todos los aspectos convencionales que nos chirrian y que sean sugerentes y/o divertidas.

Os pedimos vuestra colaboración en este análisis navideño, para que entre todas/os podamos ampliar los puntos de vista y modificar realidades cercanas que no nos terminan de convencer.

Además de pediros que recomendéis en Facebook todos los artículos que os parezcan interesantes, os invitamos a que dejéis vuestras opiniones y todo aquello que querías que compartamos, aquí, en este nuevo espacio de interactividad.


Muchas gracias!

lunes, 19 de noviembre de 2012

Noviembre el mes de las Violencias contra las Mujeres

Por Pilar Pascual Pastor


Durante todo este mes, en nuestra web vamos a ir publicando artículos, vídeos, imágenes... sobre los diferentes tipos de violencia que se ejerce sobre las mujeres o Violencia de Género, que es aquella que se ejerce sobre las mujeres por el hecho de ser mujeres, con el objetivo de mantener el control y dominación sobre ellas y obligarlas a ocupar el lugar de subordinación y dependencia que se le adjudica en las sociedades patriarcales y machistas. La violencia de género es un mecanismo socialmente aceptado y tolerado donde el uso de la fuerza y el abuso del poder es considerado un patrimonio genérico del sexo masculino para la dominación de las mujeres.

Además la violencia de género es una violencia estructural puesto que la propia organización y estructura de las sociedades patriarcales es la que la permite y perpetua. La violencia está en la adjudicación sexista de los roles que ejercemos hombres y mujeres, en la supuesta superioridad masculina, está en las leyes, en las instituciones, en las administraciones públicas, en el sistema educativo, y en todos los ámbitos, en el familiar, en el laboral, en la cultura, en las costumbres, en la publicidad...

Con esta serie de artículos, vídeos, imágenes... pretendemos sensibilizar, persuadir, reflexionar y ampliar la perspectiva de nuestras/os lectoras/es sobre la tela de araña que significa para todas las mujeres nacer y vivir en una sociedad que permite la existencia de la violencia como forma de perpetuar un sistema social que las discrimina.

Como intentaremos reflejar existen múltiples formas de violencia contra las mujeres, puesto que lo que se trata de ir minando poco a poco la autoestima, la seguridad personal y la confianza de las mujeres para que los mensajes vayan calando y las mujeres no tengan la fuerza personal suficiente para romper con la misma.

Todos los artículos llevarán la etiqueta de Noviembre para que puedas encontrarlos fácimente todos juntos y tambien la imagen del número de mujeres asesinadas a manos de sus compañeros o ex-compañeros afectivos, porque no queremos dejar de visibilizar las muertes constantes que esta perversa realidad provoca.

En recuerdo de todas ellas

 

 

Además, con la ayuda de un amiga de Mujeres para la salud en Facebook se nos ha ocurrido que además de exponer las distintas formas de la violencia contra las mujeres nos vamos a proponer también presentar las buenas prácticas de cómo se combatir esta violencia, que ya se están dando en todos los distintos ámbitos.

Os animamos a todas/os a ayudarnos a conseguirlo. Si conoceis buenas prácticas de cómo se trabaja para erradicar la violencia de género, nos encantaría conocerlas. Podéis dejarnos vuestras aportaciones y opiniones, bien dejándonos algún comentario aquí mismo, o bien través de nuestro espacio de comunicación en Facebook.

Artículos publicados


 

martes, 6 de noviembre de 2012

La insatisfacción corporal en la cultura light

Por Pilar Pascual Pastor
 
Ponencia presentada en las III Jornadas No seas presa de la talla
Zaragoza, 28 de septiembre 2012
Organizada por la Federación de Mujeres Jóvenes


LA INSATISFACCIÓN CORPORAL EN LA CULTURA LIGHT
El lenguaje, los ideales y las presiones sobre nuestros cuerpos. Estrategias para protegernos

Para comenzar con la exposición vamos a ir desgranado distintos aspectos de nuestra realidad y nuestro “adiestramiento”, que unidos consiguen que la mayoría de nosotras estemos insatisfechas con nuestro cuerpo. Después, observaremos los efectos negativos que puede provocar perseguir la meta inalcanzable para la mayoría de nosotras del “cuerpo perfecto”. Y por último, veremos qué estrategias están en nuestra mano para modificar esa realidad con el objetivo de conseguir aceptar saludablemente nuestros cuerpos tal y como son.

Hablamos de…
  • Mensajes, lenguaje publicitario y presiones sobre el cuerpo.
  • Qué pretende el patriarcado
  • Por qué escuchamos estos mensajes: construcción de género de las mujeres
  • Efectos y consecuencias en nuestros bienestar y nuestra salud
  • Estrategias para la protección: de-construir y empoderar
Mensajes, lenguaje publicitario y presiones sobre el cuerpo
La presión y el adiestramiento que la sociedad patriarcal ejerce y permite sobre las mujeres, desde que nacen, es constante, perseverante y rutinario. Nos acostumbramos a él como si tal cosa. La atención que nuestro entorno presta a las niñas y mujeres siempre pasa por la atención a su cuerpo o a su estética (que mona, que guapa, que peinado, que lazo, que vestido, que zapatos,…) He subrayado la palabra permite porque esta presión social es tan sexista y brutal que raya el abuso y podemos considerarla como una de las formas de violencia contra las mujeres, como se irá explicitando a lo largo del artículo.

La presión no cesa en ninguna etapa de la vida de las niñas, de las adolescentes, de las veinteañeras, de la jóvenas, de las medianas, de las mayores, sino que se va incrementando. Y, como la presión es inter-generacional, las mujeres menores siempre tienen a su alrededor mujeres más mayores que les reiteran el mensaje en forma de dudas, preocupaciones y frustraciones sobre el cuerpo y la estética. Entonces también se aprende que cumplir con el estereotipo de “cuerpo perfecto” (mujer joven, delgada y occidental) no sólo es complicado sino que requiere sacrificio y que ocupa mucho tiempo, e incluso que hablar de ello es lo normal y lógico siendo mujer. Los mensajes publicitarios también son constantes, persistentes y persuasivos: en TV y radio, en escaparates, en las revistas e incluso en las ediciones de quiosco dirigidas a niñas desde la primera infancia.

Si nos centramos en las niñas podemos ver el mundo ultra-sexista de los juegos y juguetes dirigidos a ellas. La muñeca de moda en la actualidad, con la que juegan niñas desde los 3 años o menos: es esquelética, aunque con pechos grandes, muy maquillada, con labios operados y sus pies están diseñados para llevar siempre zapatos de tacón, además cuenta con un gran vestuario totalmente sexualizado y provocativo.
También las tiendas de ropa para niños y niñas marcan diferencias. Sólo hay que asomarse en la planta infantil de cualquier tienda para comprobar que más de las tres cuartas partes de la planta está dirigida a las niñas y una esquina además menos visible se dedica a los niños. Por supuesto, la oferta para ellas es mucho más amplia no sólo en ropas sino en cualquier tipo de complemento desde bolsos y artilugios diversos para el pelo hasta maquillaje y laca de uñas. Se utiliza una gama de colores amplísima y, de unos años a esta parte, el diseño de la ropa de las niñas intenta imitar el diseño se la ropa de las mujeres (minifaldas, tops, mayas para que las niñas también estén/sean sexys) El mensaje es vístete y adórnate para gustar, la ropa no es un accesorio para estar cómoda en las actividades, se relega la comodidad y se prioriza llamar la atención.
Y, en frente de todo esto, tenemos la oferta de los niños, que además de ser mucho más pobre y exigua en colores, va conformando la realidad de lo masculino sobre el cuerpo y la estética, sus intereses. En este caso el mensaje es elige la ropa en función de la actividad que vas a realizar con ella. En general los niños priorizan en sus elecciones la comodidad, ropa que les permita jugar.
Y no podemos olvidar que debajo de todo esto, está el aprendizaje de lo masculino y femenino para estos niños y estas niñas, el ideario que cada uno/a de ellos/as va construyéndose del otro y la otra.
Y más dirigidos a mujeres jóvenes y mayores, los mensajes con el que nos bombardean para que todas cumplamos con el estereotipo de ideal imperante (mujer joven, delgada y occidental) tiene estas características:
  • El cuerpo femenino es imperfecto, y para que sea valorado hay que controlarlo o corregirlo.
  • El cuerpo se define en negativo, en función de lo que no tiene o de lo que con esfuerzo puede llegar a ser.
  • El cuerpo femenino sigue utilizándose como reclamo y objeto accesible a los deseos sexuales masculinos cuando acompaña a productos dirigidos a los hombres.
  • Presentan a la mujer como responsable de un objeto preciado que ha de mantener bello, para gustar a lo demás. Lo que hace que se asuman gastos económicos en productos (engañosos) como si fuesen indispensables.
  • Los productos milagrosos para “adelgazar, reafirmar, desarrugar, alisar” no buscan el bienestar del cuerpo sino en cómo revalorizarlo como si el cuerpo fuese un objeto.
  • Los productos corporales son tan asequibles para todas que ya nos tenemos excusas para cuidarnos, se ahonda en la culpabilidad de las que no se cuidan.
  • Los mensajes se basan en premisas falsas:
    - Se induce a pensar que los productos light no engordan e incluso que adelgazan, lo que provoca que se consuman más se abuse de ellos, (círculos de control/descontrol)
    - Se utilizan modelos de mujeres engañosos: cremas adelgazantes en cuerpo adolescentes; cremas anti-edad en mujeres sin arrugas, etc.
    - La publicidad pervierte el concepto de salud al identificarlo con el de belleza.
¿Qué pretende el patriarcado?
El patriarcado pretende perpetuarse como un sistema social y económico muy rentable, que mantiene el control de las mujeres y al mismo tiempo una gran rentabilidad económica.
Patriarcado y capitalismo se fusionan en armonía y permiten el enriquecimiento de la industria de la belleza, y de los productos light, mayoritariamente en manos de hombres, a costa de agravar los complejos e inseguridades de las mujeres.
Mantener a las mujeres ocupadas en satisfacer los modelos estéticos a cambio de la aprobación externa, significa mantener a las mujeres subordinadas; significa que mientras están ocupadas e inseguras con sus cuerpos no tienen tiempo de ocupar otros espacios.
El modelo social de belleza está ideado para limitar el empoderamiento psicosocial de las mujeres, manteniendo bajo control el cuerpo y la sexualidad de las mujeres, aspectos claves para el patriarcado.

¿Por qué escuchamos estos mensajes?
Uno de los mandatos de género que nos inculcan desde pequeñas es que sólo conseguiremos sentirnos valoradas socialmente si logramos cumplir con los roles que se asignan a lo femenino, básicamente ser atractivas, buenas y estar al servicio de los/as demás. Luego aprendemos que evaluar nuestras virtudes de género es algo que está en manos de todo el mundo, evaluar a la mujer está aceptado socialmente, y de forma especial la belleza y la estética del cuerpo.
Si la valoración externa (en principio necesaria para crecer sanas y contentas) depende de cumplir con los roles asignados a lo femenino significa que nuestra autoestima fluctuará si logramos cumplir o no con ellos. La autoestima aumentará si nos esforzamos en cumplir con los mandatos y, así ser mínimamente reconocidas, y disminuirá si no lo conseguimos.
Además todas las mujeres tenemos que vivir con la carga en nuestra autoestima de pertenecer al género que tiene menos valor, socialmente hablando, y está bajo dominación del otro.

Cuerpo y autoestima
Si nos paramos en el cuerpo, y observamos que pocas mujeres pueden cumplir con el estereotipo marcado, sucede que:
  • Muchas de nosotras aprendemos a rechazar partes de nuestro cuerpo (la nariz, las caderas, los muslos, el vientre,…), dejamos de vernos y valorarnos como un todo, y aprendemos a vernos en partes.
  • Sin embargo, estos fallos físicos si que afectan de forma global a la autoestima, sentirse fea significa rechazarse a una misma, actuar en contra de sí misma, y colocarse en situaciones de desventaja frente a los demás.
  • Asumir el mandato de la belleza significa conseguir valoración social, no sólo del entorno cercano sino en general (“todo el mundo valora a las guapas”), lo que automáticamente se traduce en un aumento de la autoestima. Pero también en un círculo vicioso porque cada vez las mujeres se preocupan más (tiempo, dinero, esfuerzo) en cumplir con el estereotipo de belleza porque si no decae la propia satisfacción personal (la autovaloración).
  • Ser bella es un valor añadido que abre puertas, en todas las actividades profesionales se valora mejor a las mujeres bellas. Es decir, la belleza se traduce en poder personal porque permite acceder a más espacios, e incluso la fantasía llega a hacer creer que ser guapa hace más feliz.
  • La belleza es un supuesto moral de género, las mujeres bellas son buenas o por ser bellas son malas (Marcela Lagarde). Todas las mujeres obtienen un plus por cumplir con los estereotipos y un déficit por no cumplir.
  • Como el estereotipo es mujer joven, existe una presión fortísima para que todas parezcamos jóvenes, también aprendemos que madurar y cumplir años es algo negativo. Al mismo tiempo se sexualiza a las niñas cada vez más pronto.
Es decir todas nosotras escuchamos estos mensajes porque son parte de nuestra identidad de género y nuestra autoestima siempre se va a ver afectada, tanto si cumplimos con los mandatos, como si no queremos cumplir con ellos. Siempre va a existir el conflicto.

Efectos y consecuencias en el bienestar y la salud
La presión social, que se impone a las mujeres por cumplir con los estereotipos de la belleza imperante, llevada al extremo puede provocar gravísimas consecuencias en la salud física y mental de las mujeres.
Induce y normaliza, a través de todos los medios sociales posibles, la utilización e ingesta de productos de todo tipo (farmacéuticos, cosméticos, alimenticios…) o la exposición de tratamientos de agresividad creciente, que además provocan grandes costes económicos y dependencias psicológicas.
Se promueven y normalizan: 
- Las dietas constantes, y la mala alimentación
- Los ejercicios dañinos
- La ingesta de medicamentos para adelgazar (diuréticos, laxantes, concentrados energéticos sustitutivos de alimentos). El uso de productos peligrosos para rejuvenecer (tanto externos como ingeridos)
- Las intervenciones de cirugía plástica o tratamientos cosméticos de riesgos inciertos.
- La dependencia total al uso de cosméticos para cualquier parte del cuerpo desde la cabeza a los pies. Las consecuencias patológicas para la salud mental son graves porque provocan:
- El desarrollo de una falsa autoestima no saludable “estamos bien si los demás nos ven y aprueban como válidas” porque promueve la dependencia global.
- Por tanto, se impide el desarrollo de la independencia y autonomía personal, base del bienestar de las personas adultas.
- Se predispone a las mujeres a estar en un lugar de subordinación y sumisión, semilla indiscutible de la violencia de género.


En la actualidad, está sucediendo que por un lado las mujeres avanzamos a nivel social y colectivo y, al mismo tiempo, nos desempoderamos a nivel individual al “obedecer” los mandatos de género, persiguiendo metas imposibles, frustrándonos y desvalorizándonos frente a los otros. Pero también es verdad, que la presión que se ejerce sobre el cuerpo de las mujeres nunca ha sido tan extrema, como lo es ahora, lo que hace pensar que esta presión es una de las formas elegidas para seguir perpetuando el sistema patriarcal (además de muy lucrativa como se ha mencionado con anterioridad)

Estrategias para la protección: de-construir y empoderar
La propuesta alternativa para desarrollar una forma de ser y estar como mujeres más saludable, que proponemos desde Mujeres para la Salud, pasa por cuestionarnos nuestra educación de género (de-construirnos como mujeres del patriarcado) y re-construirnos como mujeres empoderadas individuales e intransferibles a gusto en nuestro ser global.
Podemos desarrollar distintas estrategias a nivel individual y el colectivo para ir consiguiendo este objetivo:
Individualmente podemos…
  • Incrementar la auto-observación y el auto-conocimiento: descubrir nuestras necesidades corporales, aprender a observar el cuerpo como un todo que integra todas nuestras capacidades, posibilidades y esencias…
  • Incrementar la autovaloración frente a la valoración externa, como un proceso natural irreversible hacia la madurez y el bienestar.
  • Desarrollar la sensitividad, la sensualidad, el erotismo y el placer que nos proporciona nuestro cuerpo como elementos que nos ayudan, no sólo a conocernos mejor, sino a tener una actitud más positiva hacia nosotras mismas.
  • Desarrollar una feminidad compatible con las formas y tamaños de nuestros cuerpos, variados y diversos, desarrollando de forma creativa un estilo personal más acorde con cada una de nosotras.
  • Relativizar la importancia de la imagen para poder centrarnos más en vivir experiencias de crecimiento personal y estar más conectadas con nuestro bienestar y placer personal.
  • Investigar, buscar información sobre otras formas de ser y estar como mujeres empoderadas.
Colectivamente podemos…
  • Aumentar nuestra conciencia crítica y la perspectiva de género en la vida cotidiana frente a presiones y mandatos de género a través de grupos de mujeres.
  • Concienciar sobre los efectos negativos que las presiones sobre el cuerpo de las mujeres producen en la salud física y mental.
  • Denunciar ante la administración pública las consecuencias negativas de la industria de la belleza sobre la salud de las mujeres, exigir controles que protejan a las mujeres.
  • Promover una re-conceptualización del concepto de belleza, desde la perspectiva de la salud integral.
  • Promover múltiples conceptos de belleza basados en la diversidad y globalidad de lo que significa ser mujeres.

Reivindiquemos la imperfección y la diversidad como nuestro particular canon de belleza

Bibliografía
• Lagarde, Marcela. Claves feminista para la autoestima de las mujeres Ed. Horas y horas, 2000
• Varias. Cuerpo y género. Asociación de Mujeres para Salud Mujeres, Rev. La Boletina nº XXVI, 2007

lunes, 23 de julio de 2012

Crónica de una Boda Anunciada


Por Mercedes López Lucas

Y llegó el día reclamado por todas con tanta ilusión. Habíamos estado esperando tanto tiempo, que no nos lo podíamos creer. Por fin se iban a acabar los divorcios impuestos culturalmente con una misma, las autoestimas desprestigiadas de las mujeres, las esperas infinitas del mito de la media naranja. 
Llegó el día de la fiesta anual de la Asociación, que habíamos elegido para casarnos con nosotras mismas, cada una con su auténtico YO, en compañía de amigas y compañeras que a su vez se iban a dar el Sí quiero a sí mismas.
La idea de materializar este compromiso multitudinario surgió de un vídeo maravilloso realizado por la Asociaciónde mujeres imperfectas de Bilbao, a las que incluimos especialmente en esta dedicatoria.

Todas llegamos con nuestras más preciadas galas, y nos sonreímos con contenida emoción. Esa tarde mágica hacia calor, pero una brisa juguetona que no había sido invitada formalmente, nos acompañaba, encantada de descolocarnos los pelos y los tules del velo morado, para entretejer los nervios expectantes.
Para abrir boca, acompañando a los canapés multicolores que fueron llenando las mesas nupciales, nuestra sacerdotisa especial, Val, nos amenizó con una danza exótica muy personal, mientras Arantxa, la flautista mágica, iba moviendo los hilos musicales de la escena. 

A continuación, se fueron desgranando unas actuaciones artísticas de compañeras valientes y generosas.
Por ejemplo, Ana la cuentista, compartió cómo estaba a punto de casarse por segunda vez, porque ya lo había hecho con su entidad bancaria. Lauracantó una versión de Bebe en la que “se iba a querer simplemente por ser yelegía cuidarse, porque ya tocaba”.  Un grupo de recién nacidas amigas celebraron su final de taller terapéutico formando un “Círculo cálido de mujeres”. Y por último, quisimos recordar aPilar, una compañera recientemente fallecida que nunca se perdía nuestras fiestas; por la que brindamos, después de que su grupo de amigas talleristas dijeran unas palabras hermosas, animándonos a seguir creando redes entre mujeres.
Ya quedaba poco para la ceremonia, así que Soledad Muruaga aprovechó este momento para decir unas palabras como presidenta, y presentar la inminente Jornada Internacional “Por la erradicación de la Violencia de Género y la Salud de las Mujeres” para celebrar el 25 aniversario de Mujeres para la Salud. 

Y por fin llegó la hora. Val, la sacerdotisa, empezó el ritual para casarnos a todas a la vez en grupo, mientras nosotras íbamos asintiendo con todo nuestro cuerpo y todas nuestras voces a lo que nos preguntaba. 
A continuación nos fuimos pasando las arras de mano en mano en saquitos que contenían monedas, legumbres y arroz como símbolo de la prosperidad. Pero también compartimos “naranjas enteras” y manzanas, en representación de nuestra autonomía emocional y nuestra sexualidad respectivamente.
 Para seguir alimentando nuestro amor propio, la sacerdotisa nos leyó una versión del poema “Mi amor” de Linda Lee Elrod, “conmigo a mi lado, yo creo que todo es posible”…

Ya estábamos a punto de caramelo, cuando tuvimos que leer los votos, nuestras renuncias y nuestras promesas. Cambiamos “cargar con responsabilidades ajenas” por cuidarnos, respetarnos, escucharnos, ser fieles y confiar en nosotras mismas… hasta asumir la capacidad de hacernos felices a nosotras mismas. 
Luego vino un texto adaptado de Pedro Guerra que leyó nuestra querida Toñy. Y luego todas emocionadas dimos el DO de pecho guiadas por el DO de guitarra de Mónica, cantando una adaptación de los Ronaldos para nuestra boda, “no puedo vivir sin mí, no hay manera, no puedo estaar sin mí, no hay maneraaaa”.

“PODÉIS BESAR A LA NOVIAAA”, “VIVAN LAS NOVIAAAS”

Rebosábamos tanto amor, que el éxtasis se derramó en un vals con nuestro corazón en forma de globo, antes de felicitarnos unas a otras efusivamente.
Mientras, la sangría corría ya a raudales por nuestros paladares, y nos entregamos al baile y al desparrame.
Una nube de energía positiva subió hasta el cielo y cubrió todo Madrid, cayendo en forma de lluvia violeta. Salió en el telediario, ¿no lo visteis?

¡Enhorabuena a todas!!





Homenaje a Pilar

Un texto para recordar a Pilar, una compañera recientemente fallecida:

A partir de los 40 años empieza lo mejor si eres capaz de darte cuenta de la cantidad de cualidades potenciales que hay dentro de ti. 
Yo aliento a las mujeres a formar círculos que tengan un componente espiritual. 
Simplemente escuchando los problemas, anhelos y miedos de otras mujeres y contando los tuyos, adquieres fuerza.
Cuando una está sentado en círculo y en silencio se da cuenta de que hay una conexión espiritual con poder transformador. 
Entre mujeres hay una conexión natural. 
Estamos llenas de recursos poderosísimos a los que no prestamos atención, como el conocimiento intuitivo. Poderes que se pueden desarrollar en los círculos.
Sé auténtica, sé consecuente con tu persona interior y averigua qué quieres hacer con tu preciosa vida. 
Desde fuera intentarán responder por ti a las preguntas esenciales, no lo permitas. 
 
Las mujeres sabias…
no se quejan,  no imploran
son atrevidas,
confían en los presentimientos
defienden con firmeza lo que más les importa
deciden su camino con el corazón
dicen la verdad con compasión
escuchan su cuerpo    
improvisan  
se ríen juntas
saborean lo positivo de la vida


lunes, 16 de julio de 2012

No puedo Vivir sin Mi

Versión de "No puedo vivir sin tí" de Los Ronaldos


No puedo vivir sin mi

Llevo años enredada en mis manos en mi pelo /
en mi cabeza /
y no puedo más…/ no pueedo máas.
Debea estar cansada de mis manos de mi pelo /
de mis rarezas /
pero quiero más / yo quieero máas

No puedo vivir sin mí,
no hay manera,
no puedo estaar sin mí,
no hay maneraaa.


Yo me dije que me iría pero llevo en mi casa /
to-da la vida. /
Sé que no me iré…/ yo no me irée/
He colgado mi bandera traspasado la frontera/
yo soy mi reina /
siempre reinaré / siempre reiinaré

No puedo vivir sin mi,
no hay manera,
no puedo estaar sin mi,
no hay maneraa.

Y ahora estaba aquí esperando a que vengan a buscarme/
yo no me muevo /
no me encontrarán… /no me encontraráan.
Yo me quedo para siempre, soy la reina y mi bandera/
ya no hay fronteras/
me deja llevar / a ningún lugaar.

No puedo vivir sin mí,
no hay manera,
no puedo estar sin mí,
no hay manera.


(repetir estribillo seguido)