martes, 22 de noviembre de 2011

¿Crees que violencia de género son sólo los golpes o se prepara el terreno con la violencia psicológica?

LA VIOLENCIA PSICOLÓGICA

Por Pilar Pascual

Cuando hablamos de maltrato a las mujeres dentro del ámbito de la pareja, o lo que recientemente se conoce con el término de violencia de género, todos y todas tendemos a pensar en la violencia física. Sin embargo, es muy difícil que una relación de pareja se construya desde el comienzo sobre las agresiones físicas, primero hay que “preparar el terreno”.

Antes de la violencia de física, se producen una serie de comportamientos interactivos dentro de la pareja, que son muy difíciles de percibir como violencias, pero que son la esencia de la misma, su “caldo de cultivo”. Nos referimos a las microviolencias o micromachismos. Este tipo de comportamientos intentan mantener el dominio y la supuesta superioridad del hombre sobre la mujer, se resisten al desarrollo de la autonomía de la mujer, al aumento de su poder personal o interpersonal. Estos comportamientos van, desde mantener los roles de género en el hogar totalmente delimitados, con independencia de que la mujer trabaje fuera del hogar; a no tener en cuenta las opiniones de ella en temas familiares; a controlar el dinero; a culpar a la mujer por todo lo que ocurre dentro de ámbito familiar; a hacerla dudar de sus capacidades; hasta las descalificaciones, insultos, o faltas de respeto, etc... Al conjunto de todas estos comportamientos se les denomina maltrato o violencia psicológica, y siempre preceden al maltrato o violencia física, sólo cuando el primera deja de funcionar se pone en marcha la segunda, se suma a la primera. Someter a una mujer, día tras día, a la violencia psicológica consigue provocar en ella inhibición, desconfianza en sí misma, y disminución de su autoestima, además de sentimientos de desvalimiento, confusión, culpa y dudas.

En este artículo queremos reflexionar sobre qué predispone a una mujer a llegar a ser víctima de violencia por parte de su pareja o mejor dicho que aspectos son los responsables dentro de la personalidad de una mujer que la hacen no detectar las primeras formas de violencia. Nuestro objetivo es concienciar a las mujeres, de que somos capaces de cambiar y aprender a tener y reivindicar relaciones de buen trato, primero con nosotras mismas y después con los demás, y así poder desechar el maltrato, nada más percibirlo.

Si quieres seguir leyendo pincha aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario